Sábado, 10 Enero 2015 13:51 hrs
» Centro y Norte

Insisten en revisar deducibilidad de consumos en restaurantes

Consideran empresarios que habría un repunte para ese sector económico si las autoridades hacendarias permitieran deducir fiscalmente los consumos

Por: Criselda Farías, Corresponsal

Monclova, Coah.- La restricción en la deducibilidad hacendaria ha influido para que la industria restaurantera sufra crisis y cierren negocios como el año pasado, donde al menos dos restaurantes de franquicia cerraron.

El empresario hotelero Armando de la Garza, encargado de Turismo en la Cámara Nacional de Comercio, manifestó que algunos hoteles como en su caso del hotel La Posta, el año pasado cerraron el restaurante y sólo lo abren para desayunos de los huéspedes, y en esta semana el hotel Ludivina cerró también su restaurante.

"La crisis está fuerte en la industria de los alimentos, la imposición fiscal nos ha pegado duro al igual a los servicios como el gas y la carga impositiva, el ISR y lo que más es la falta de deducibilidad de las nuevas reformas; cuando el sector turístico pidió que se aumentara la deducibilidad para un rescate  la Reforma Hacendaria nos quita la deducibilidad", exclamó De la Garza.

Aunado a ello, los gobiernos de los tres niveles redujeron los gastos de representación y la industria privada los quitó debido a que no pueden deducir los gastos de alimentos, dijo.

Eso influyó para que el año pasado cuatro restaurantes cerraran en la ciudad, entre ellos dos franquicias, El Pollo Loco y Las Alitas, además de la taquería Arandas y el restaurante de un hotel, indicó.

"Estamos hablando de un Pollo Loco, el restaurante Alitas, que son franquicias de más de 250 o 300 mil dólares de inversión, mucho dinero, aparte  la infraestructura", agregó.

Hizo un llamado a los legisladores para que revisen la industria gastronómica relacionada a los impuestos y deducibilidad donde la Secretaría de Hacienda ha dejado un mínimo margen de operación.

"El Gobierno federal necesita hacer algo, no podemos mantener la carga fiscal (industria restaurantera) mientras ellos no nos avienten un salvavidas, es un llamado para todas las autoridades; nosotros no somos generadores de dinero, no solucionamos los problemas de dinero que tengan por deudas públicas, que si los gobiernos deben mucho no es nuestro problema, déjenos vivos para seguir generando fuentes de empleo.


Destacamos