Viernes, 06 Enero 2017 19:37 hrs
» Centro y Norte

Afirman sectores que desalojo era obligado

Lamentan exceso de la fuerza pública en desalojo

Monclova, Coah.- El Gobierno del Estado estaba obligada a actuar porque existía el riesgo de que la ciudad colapsara por la falta de gasolina, ya que la mayoría de las estaciones de servicio no tenían combustible, consideró el presidente de la Unión de Organismos Empresariales del Centro del Estado, Andrés Oyervides Ramírez, al hablar del desalojo que Fuerza Coahuila y el GATEM realizó contra ciudadanos que bloquearon el acceso a las instalaciones de la Planta de Pemex en Monclova.

En su calidad de empresario gasolinero, dijo que una de sus gasolineras surte combustible a la Presidencia Municipal y al departamento de Seguridad Pública, pero ya no tenía para que las patrullas cargaran, ante lo que se puso en riesgo la vigilancia en la ciudad.

Para esa clase de servicios debe existir combustible para que los elementos de Policía y Tránsito cumplan con su trabajo; también para las ambulancias del IMSS, ISSSTE y el Hospital de la Secretaría de Salud.

"Creo que ya estaba a punto de provocarse un caos, y los policías hicieron lo que se les ordenó hacer el desalojo", indicó.

Desgraciadamente en ese tipo de eventos hay algo de rispidez que nadie quiere y se suscitó ese enfrentamiento que afortunadamente no trajo desgracias que lamentar, solo raspones y algunos golpes y gente detenida.

Rosa Nilda Arocha, titular de la Cuarta Jurisdicción de la Secretaría de Salud, dijo que el Hospital General Amparo Pape de Benavides no resultó afectado por el desabasto de gasolina que se registró en la ciudad.

Comentó que se trabajó de manera normal, no se vieron afectados en sus actividades que requieren del uso de vehículos, entre ellos las ambulancias para el traslado de pacientes hospitalizados.

Explicó que cuentan con dos proveedores de gasolina y no se tuvo ninguna dificultad para el surtido del combustible de las unidades, ante lo que no se suspendieron actividades por el bloqueo de la Planta de Pemex.

José María Gil de los Santos, presidente de la Canaco, reconoció que la actividad comercial en la ciudad se encontraba en riesgo por el desabasto de gasolina que se registró el jueves, por lo que admitió que se requería el desalojo de los manifestantes.

Sin embargo, subrayó que es lamentable que se haya usado la fuerza pública de manera excesiva contra los manifestantes, ya que siempre se debe privilegiar el diálogo para resolver algún conflicto.

Consideró que el Gobierno del Estado dejó que avanzara el conflicto, actuó algo tarde, pero afortunadamente ya no se tiene el problema de desabasto de combustible en la ciudad.

Actualmente, la mayoría de las gasolineras de Monclova ya reanudaron operaciones, sólo faltan algunas de que Pemex les surta el combustible.

Elementos de Fuerza Coahuila siguen custodiando la avenida Lázaro Cárdenas para que puedan salir de las instalaciones de Pemex pipas con gasolinas, las cuales en su trayecto son vigiladas por patrullas de la Policía Federal.



Destacamos