Sábado, 10 Febrero 2018 14:27 hrs
» Especiales

Una pasión que marca un destino: Librería El Quijote

Así nace esta librería de segunda mano a iniciativa de Arturo Recio, que surgió del simple placer que la lectura le causa y que busca compartir con la comunidad

Una pasión que marca un destino: Librería El Quijote
10/Febrero 14:27 hrs
»Especiales
La librería El Quijote no responde a necesidades comerciales ni a las demandas de una ciudad, sino al deseo de recuperar a todos esos lectores que han visto disminuidas sus opciones al paso del tiempo.
AUTOR Raquel Peña
Tipo jpeg
Tamaño 951.67 KB
Pixeles 2560 x 1920 px

DESCARGAR
Por: Raquel Peña

Saltillo, Coah.- Una pasión cuando se sabe auténtica, marca un destino, así, sin prisas ni irreales expectativas, se goza por el simple hecho de saberse en el camino. Y es justo así como lo vive Arturo Recio con la consolidación física de su propia librería de segunda mano, espacio físico que surgió del simple placer que la lectura le causa y que busca compartir con la comunidad.

La instalación de El Quijote, la librería donde se concentran los sueños de la familia Recio Rangel, no responde a necesidades comerciales ni a demandas de una ciudad que crece a un ritmo acelerado, sino al deseo por recuperar a todos esos lectores como Arturo que han visto disminuidas sus opciones al paso del tiempo.

"Saltillo ha tenido una tradición cultural muy importante de hace décadas, y yo creo que se había estado quedando rezagada en términos de búsqueda, a qué me refiero, la gente respondía a ciertos estímulos de las librerías que existían en su momento en los años 80's, había una calle en el centro, Zaragoza, inundada de librerías, yo recuerdo que era otra dinámica que existía en la que era muy común y normal encontrar espacios para los libros y otras expresiones inherentes a esta actividad, ese ambiente yo siento que se había estado perdiendo, como que estuvo, tuvo su apogeo y después por razones que yo no alcanzo a comprender el todo fueron desapareciendo".

El enfoque que tiene El Quijote, ubicado en la calle de Abasolo en el lado oriente del centro de la ciudad de Saltillo, una zona que no posee tradición alguna por contar con este tipo de oferta, está en personas que les gusta leer, "que todavía experimentan el placer de tener un libro en sus manos, de no solamente quedarse con la compra de un volumen, sino que además lo disfrutan y lo comparten, yo creo que eso nos lleva a toda una actividad y quehacer que se había estado perdiendo, y no lo digo solamente porque nosotros, nos estamos descubriendo nada nuevo, nos estamos sumando a otros espacios que ya están y que obviamente necesitan que la gente se adueñe de ellos, esto es de un compartimiento mutuo".

Se trata pues, de crear un ambiente en el que disfrutes tu estancia, donde te sientas a gusto, bien recibido... es bien bonito llegar a un lugar donde eres bien recibido, donde hay un atmósfera, un ambiente apropiado, una música, el local que te llama, que puedas tomarte un café, que estés disfrutando de la lectura de una revista o un libro, padrísimo, esos espacios existen en otros países, aquí mismo en la Ciudad de México existen espacios así donde es lo más común y aquí estamos reducidos en eso pero la propuesta ahí está, es una propuesta muy sincera que estamos haciendo, nos faltan cosas, nos falta aumentar el stock, la variedad, pero estamos empezando y nada nos va a detener, como El Quijote, vamos a seguirle hasta donde tope".

Y son justo los ideales y la búsqueda constante de El Quijote la razón por la cual este esfuerzo se denomina como tal.

Cuestionado  acerca del desafío que implica el establecer un sitio como este, el nuevo librero de Saltillo lo reconoce como tal, un reto, tanto personal como familiar al que se le ha apostado todo.

Sin embargo, está impreso el gusto y la iniciativa personal, "a la manera un poco de artistas como Serrat, y considero que mi familia así también lo es, somos ciudadanos del mundo, o sea que igual aquí en Saltillo o en cualquier otro lugar donde residiéramos estaríamos buscando hacerlo, finalmente este tipo de espacios encuentran su creación porque hay una persona o familia está buscando hacerlo".

Arturo pondera el respaldo que obtiene de su familia ya que fue Patricia, su esposa, quien se atrevió a dar el primer paso y juntos van caminando en la consolidación de un sueño compartido.

"De haber estado solo no creo que lo hubiera hecho, el apoyo de mi esposa ha sido fundamental y mis hijos a sus posibilidades nos ayudan, este esfuerzo en solitario yo sé que otras personas lo han hecho y lo han hecho muy bien pero en mi caso yo no podría porque sí requiero de la motivación de alguien que te empuje, la persona con la que contrastes opiniones y enriquezcas este esfuerzo que no puede ser solitario".


Destacamos