Domingo, 11 Marzo 2018 11:44 hrs
» Especiales

Accidente cambia la vida a Francisco

En plenitud productiva pierde un brazo a causa de accidente en Los Chorros y queda impedido de trabajar; sigue esperando la indemnización

Por: Raquel Peña

Saltillo, Coah.- Con sólo 28 años de edad, tres hijos y una esposa que dependen de lo que provea, Francisco García se encuentra ahora a la espera de que la empresa Skylift se haga responsable de los daños que le causó luego de que uno de sus conductores impactara la camioneta en la que él viajaba junto a siete personas más.

Afortunado por ser una de las únicas tres personas que sobrevivieron al accidente, Francisco vio truncada su capacidad de mantener a su familia ya que perdió el brazo izquierdo y tiene lesiones en el rostro que no le permiten alimentarse adecuadamente.

Antes del 6 de octubre del año pasado, día en que ocurrió la tragedia en la carretera federal 57, Francisco trabajaba en el campo en el municipio de Arteaga mientras su esposa se hacía cargo de la atención de los hijos de 9, 7 y 1 año, pero luego de ese viernes, su familia no tiene asegurado ingreso económico alguno y dependen del apoyo que sus familiares les puedan otorgar.

Sin embargo, la situación se complica al considerar que con quienes viajaba, son todos parte de una misma familia.

Ahora la prioridad es acudir dos veces por semana a la rehabilitación que le otorgan en el Centro de Rehabilitación y Educación Especial (CREE) de Saltillo y de manera puntual, a la Facultad de Odontología de la Universidad Autónoma de Coahuila para el tratamiento maxilofacial que requiere para recuperar su capacidad normal de alimentarse.

Mientras el tiempo transcurre, las necesidades básicas en la familia de Francisco continúan y no existe un sustento económico que les permita cubrirlas ya que era él quien realiza las labores redituadas en la familia laborando en el campo, actividad que es imposible continuar ante la pérdida de su brazo izquierdo.

Por ahora, la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas le otorga el apoyo con combustible para que pueda trasladarse dos veces por semana del ejido El Poleo, en Arteaga, al CREE, en Saltillo, además de que se encuentra en gestiones con el Patronato de la Beneficencia Pública para conseguir los recursos que le permitan a Francisco acceder a una prótesis de su extremidad y con ello buscar su rehabilitación total.

Es esta instancia quien, en caso de que Francisco así lo solicite, puede cubrir las necesidades que presente incluso para su familia en tanto se desarrolla el juicio para lograr la indemnización que le corresponde por las lesiones causadas durante el accidente.

Dayhana Lizbeth Flores Olivares, subdirectora de Atención inmediata de la CEAV, confirmó que Francisco tiene pendiente su cita en la Facultad de Odontología porque luego de extracción de las piezas dentales dañadas fue necesario esperar un mes para continuar el tratamiento y programar la cirugía que requiere sobre el tejido cicatrizado.

En términos jurídicos el proceso sigue luego de que la empresa Skylift argumentara no contar con los recursos económicos suficientes para cubrir con la cantidad establecida para lograr la reparación del daño total por lo que hace a Francisco, José, Gerardo y Pascual.

“La empresa nos reveló que se trataba de una empresa pequeña que tendría 4 o 5 unidades, que estaban en la mejor disposición de deshacerse de alguna unidad para cubrir la cantidad pero aquí viene una complicación legal, la pregunta es, y cuánto le corresponde por indemnización a las personas víctimas de este accidente?, lo que le corresponde a las personas desde el punto de vista legal en el momento del accidente porque la ley ya se reformó, en octubre del 2017 era cinco mil días de salario mínimo vigente en ese momento, y como el salario en ese momento estaba en 80 pesos, más o menos, entonces les correspondía a cada persona 400 mil pesos aproximadamente, la empresa nos manifestó que no estaba en posibilidad de cubrir esa cantidad a menos de que se declarara en quiebra, que se vendiera todo”, comentó Francisco Javier Valdés Rivera, titular de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV).

De esta manera, la CEAV ha rechazado la oferta que ha hecho la empresa como cantidad para la reparación del daño, que es menor a la mitad que correspondería por ley, y exige la cobertura correspondiente.

“En cuanto yo obtenga sentencia condenatoria respecto del asunto, lo cual todavía no existe por supuesto, solicitaríamos que se trabara un embargo sobre los bienes de la empresa para hacer efectiva la cantidad total, no la mitad ni alguna cantidad inferior”.


Destacamos