Martes, 31 Marzo 2015 12:37 hrs
» Internacional

México en el Mundo

El periódico El Mundo de España, en su portal de Internet publica:

Peña Nieto destaca la disminución de la delincuencia en México

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, consideró alentador la reducción de los índices de delincuencia por su estrategia de seguridad, aunque admitió que los criminales tienen armas más avanzadas que las fuerzas de seguridad.

"Hay índices de una mejor seguridad en todo el país: la tasa de homicidios dolosos vinculados al crimen organizado o no vinculados ha disminuido", afirmó Peña Nieto en el municipio de Toluca de Lerdo, en el central Estado de México.

Destacó que "incluso los más escépticos" reconocen que, "en relación con lo que teníamos hace dos años", en el país han disminuido delitos como extorsiones, robos con violencia y secuestros.

"Falta mucho por hacer, pero resulta alentador que la estrategia está dando resultados", declaró el mandatario al entregar 740 vehículos a corporaciones policiales del Estado de México y vales para instalar 54.000 luminarias en todos los municipios de le entidad.

Expuso que la estrategia de seguridad consiste en la prevención del delito, la coordinación entre los diversos órdenes del Gobierno y el fortalecimiento de las instituciones de seguridad.

Al respecto, celebró que entre el Gobierno federal y los estados y municipios exista una coordinación real y efectiva para combatir juntos al crimen organizado.

"Trabajamos en un gran frente común haciendo equipo el Gobierno de la República con los Gobiernos de los estados, con los Gobiernos municipales, en lo que es una tarea común para todos los órdenes de Gobierno dar seguridad a la población", enfatizó.

El presidente recordó que envió al Congreso una iniciativa para cambiar el modelo policial y pasar de más de 1.800 corporaciones en todo el país a "32 policías muy sólidas, muy bien preparadas, muy homogéneas en su preparación y equipamiento".

Peña Nieto dijo que se debe admitir que el crimen organizado "lamentablemente tiene armas más sofisticadas con las delinque y enfrenta a las corporaciones de seguridad pública".

Por ello, dijo, "el Estado mexicano y sus corporaciones encargadas de seguridad en todos los niveles tenemos que reforzar su equipamiento, su preparación. Tenemos que dedicar esfuerzos, como lo estamos haciendo, para que estén mejor equipadas".

El periódico El Mundo de España, en su portal de Internet publica:

La Policía anuncia la detención del presunto autor de la matanza de los 72 inmigrantes en Tamaulipas

La Policía mexicana anunció la detención de José Guadalupe Reyes, "El Sasi", presunto miembro del grupo criminal de los Zetas relacionado con la matanza de 72 inmigrantes centroamericanos y sudamericanos, en la localidad de San Fernando, en el estado mexicano de Tamaulipas, en el año 2010. Le acusan de ser uno de los cabecillas de aquella masacre.

El detenido era uno de los hombres más buscados del país. La Fiscalía ofrecía una recompensa de cinco millones de pesos (casi 300.000 euros) por su captura. Según han informado fuentes policiales, Reyes fue aprehendido en un taller mecánico ubicado en Ciudad Victoria, en el estado de Tamaulipas, y llevado a la prisión de máxima seguridad de Matamoros.

La matanza de Tamaulipas es uno de los episodios sangrientos más duros de la historia de México. 58 hombres y 14 mujeres fueron asesinados por la espalda y sus cadáveres fueron encontrados abandonados días después.

Las investigaciones tras el suceso destaparon que hubo la colaboración de 18 policías urbanos en el suceso. Los inmigrantes, hondureños, salvadoreños, guatemaltecos, brasileños y ecuatorianos, parece que estaban de tránsito para entrar posteriormente en Estados Unidos. Fueron interceptados por los delincuentes y sobornados para que pagaran por su propia libertad o se convirtieran en miembros de los Zetas.

Finalmente, tras ser llevados a una casa fueron atados de cuatro en cuatro con las manos a la espalda y fueron ejecutados a tiros. Dos inmigrantes sobrevivieron y tres siguen hoy desaparecidos. El escándalo provocó la reacción de la comunidad internacional y de los países latinoamericanos que exigieron a México un mayor esfuerzo en la lucha contra el crimen organizado.

Semanas después del suceso se detuvo a distintos miembros relacionados con la matanza e, incluso, aparecieron los cadáveres de algunos de los pistoleros como de algunos de los investigadores. Con la detención del Sasi se da un paso más en la clarificación de un suceso aún lleno de incógnitas.


Destacamos