Jueves, 04 Febrero 2016 15:47 hrs
» México y el Mundo

En Juárez verá Papa una ciudad de contrastes

En 2009 este lugar era el más violento del mundo; aunque la inseguridad disminuyó y tiene el menor índice de desempleo del país, prevalecen problemas como pobreza y migración

Por: Luis Alonso Fierro, Corresponsal

Los derechos de este reportaje, fotografías y gráficos pertenecen a la Agencia de Noticias El Universal. No está permitida su reproducción parcial ni total.

Ciudad Juárez, Chih.- (EL UNIVERSAL).- El último sitio en el que estará el Papa Francisco en su visita a México será Ciudad Juárez, Chihuahua, comunidad emblemática para los temas sociales y religiosos que el jerarca católico abordará en su primera estancia en el país; pobreza, violencia, migración y el crecimiento de otras denominaciones cristianas son inherentes a esta frontera.

Desde aquí el Pontífice podrá palpar los problemas que afectan a millones de mexicanos. Con casi 1.4 millones de habitantes, Ciudad Juárez aún no logra borrar el estigma de la inseguridad, a pesar de que los tres órdenes de gobierno aseguran que este fenómeno, particularmente los homicidios, se redujeron 80 por ciento respecto a 2009, cuando estadísticamente era la ciudad más violenta del mundo.

Entre 2008 y 2010 se registraron meses con hasta 600 asesinatos, al arranque de 2016 las estadísticas oficiales ubican un promedio de una muerte violenta al día.

Han transcurrido 27 meses sin que se denuncie un secuestro en Juárez. En las calles de la ciudad es común ver pintas, murales y cruces en el suelo con la leyenda "Ni una más", dedicadas a los cientos de mujeres que han sido asesinadas. Las llamadas Muertas de Juárez se mantienen en el colectivo, la comunidad no olvida como muchas de ellas fueron secuestradas, prostituidas, abusadas y luego privadas de la vida.

La Fiscalía Especializada en Delitos contra Mujeres por Razones de Género, contabilizó que en 2015 fueron asesinadas 37 mujeres, cifra que choca con los 45 homicidios ocurridos en la ciudad de Chihuahua.

El Papa encontrará un lugar de contrastes, puesto que Ciudad Juárez tiene el menor índice de desempleo del país. El gobernador Cesar Duarte declaró a finales de 2015 que la ocupación laboral es de 100 por ciento, es decir, la oferta de vacantes supera a la población en busca de un trabajo.

Sin embargo, el empleo para todos no ha sido suficiente para abatir los elevados índices de pobreza. Con sueldos que oscilan entre los 700 y 900 pesos semanales, los trabajadores de maquila apenas logran mantener las necesidades básicas de sus familias. El primer Papa latinoamericano sostendrá una reunión denominada El Mundo del Trabajo, en la que estarán alrededor de 4 mil líderes empresariales.

Cifras oficiales del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) en esa frontera dicen que 494 mil personas viven en condición de pobreza, 37 por ciento del total de los habitantes; también concentra a 63 mil personas que viven en pobreza extrema. Los sectores marginales juarenses se han convertido en sitios propicios para el surgimiento de iglesias de otras denominaciones cristianas y, aunque la católica se mantiene como la religión preponderante, es evidente que otras doctrinas han venido ganando adeptos de forma importante.

Datos de la Secretaría de Gobernación señalan que en Juárez hay 102 denominaciones religiosas con registro; sin embargo, el ayuntamiento local tiene conocimiento de que hay poco más de 2 mil grupos religiosos, la mayor parte de ellos se han establecido en colonias de la periferia y sectores de mayor pobreza y violencia.



Destacamos