Viernes, 08 Junio 2018 08:27 hrs
» Opinión

Tiempo de Negocios

Pánico de Andis a un mes de comicios

del mismo autor

A menos de un mes de las lecciones presidenciales del 1 de julio, continúan las malas noticias para las empresas afiliadas a la Asociación Nacional de Distribuidores de Insumos para la Salud (Andis), que preside Héctor González.

Y es que el ISSSTE, con Florentino Castro al frente, no sólo incumplió su acuerdo con los proveedores, sino que su intento de desmentido del 27 de marzo quedó en el limbo porque no ha pagado absolutamente nada de su abultada deuda de la compra consolidada.

Estamos hablando de la compra que coordinó el año pasado el IMSS, ahora dirigido por Tuffic Miguel, y que representa ya una estratosférica deuda de ¡tres mil 104 millones 136 mil 255 pesos! Obviamente, más lo que se haya acumulado en abril y mayo pasados.

Según el organismo, el 1 de marzo pasado iban a pagar 930.6 millones, siempre y cuando la Secretaría de Hacienda, que encabeza el principal precursor de las compras consolidadas de medicamentos que ahora se deben, el entonces director del IMSS, José Antonio González Anaya, les liberara los recursos.

La Andis ha venido solicitando y sumando el apoyo de AMIIF, Canifarma, Concamin, inclusive del mismo Consejo Coordinador Empresarial (CCE), que lleva Juan Pablo Castañón, así como acudido a diversas entidades del gobierno federal como las secretarías de Hacienda y Economía.

La dependencia ha reiterado, en lo insólito y cinismo político, que tiene garantizado el suministro de medicinas e insumos para la salud de sus 13 millones de derechohabientes y que los socios de la Andis también tienen asegurados sus pagos. Sí, cómo no.

Muy importante será que informe a la administración pública responsable dónde están esos recursos o a dónde han ido a parar. Nadie duda que José Reyes Baeza, ex director del ISSSTE y ahora refugiado en el PRI como su candidato a senador, haya desviado fondos multimillonarios para las campañas.

Campañas por supuesto del PRI, principalmente para la de José Antonio Meade y por supuesto para la suya propia por el estado de Chihuahua.

Los asociados de Andis son Dimesa, de Alejandro Álvarez; Maypo, de Carlos Arenas; CPI y Cimsa, de Gerardo Morán; Ralca, de Alberto Ramírez de Aguilar; Pihcsa Médica, de Rogelio Pineda; Cominsa, de Salvador Bautista; Dinsa, de Mauricio Villanueva, y Brissa, de Carlos Álvarez.

Imagine que llegara a la Presidencia un primer mandatario que declarara que las deudas contraídas en la administración anterior, ósea la actual, no serán reconocidas. Se estaría imponiendo el estilo de Alfredo del Mazo Maza.

El Estado de México, al igual que el ISSSTE, es un moroso de la Andis, con una deuda acumulada ya superior a los dos mil millones de pesos y que no reconoce ni siquiera los pasivos reales de su correligionario de partido Eruviel Ávila.

BANCO POPULAR

Con la novedad de que ayer unos cinco mil 800 accionistas del Banco Popular presentaron una denuncia en la PGR contra de Antonio del Valle Ruiz y Jaime Ruiz Sacristán. Los quejosos, agrupados en la Asociación Española de Accionistas Minoritarios de Empresas Cotizadas (AEAMEC), solicitan a la dependencia que comanda Alberto Elías Beltrán se investigue la supuesta comisión de dos delitos. Por un lado, la filtración de información confidencial, y por otro, la filtración de información confidencial con el objeto de manipular una posición que está en el mercado de valores.

Los afectados responsabilizan a los mexicanos de liderar a un grupo de 45 inversionistas que en el 2013 compraron una participación de 6.25% en el Banco Popular, tras haberle inyectado cerca de 450 millones de euros. Con esa participación, se hicieron un asiento en el consejo de administración en calidad de “consejero dominical”, lo que les imponía un derecho de secrecía. Se denuncia que desde esa posición, los también dueños del Banco Bx+ debilitaron a la institución socavándola con filtraciones de información para tomar su control. Con esa acción, el Banco Popular fue objeto de una corrida financiera y la autoridad tuvo que intervenir y venderlo en el simbólico precio de un euro a Santander, de Ana Patricia Botín, para su posterior capitalización y administración. Además de la PGR, los integrantes de la AEAMEC dieron vista a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (como si de algo sirviera), que preside Bernardo González, y al SAT, de Oswaldo Santín.

Y es que se cree que los 450 millones de euros que aportaron los mexicanos se triangularon de terceros. Si bien el grupo de Del Valle y Ruiz Sacristán desembolsaron aquella cantidad por el 6.25% del Banco Popular y éste se hizo a cambio de casi 25% de Bx+, no se trató de un cruce directo de acciones, sino de una triangulación en la que un minúsculo grupo de socios de aquéllos se llevaron una ganancia por un casque. Los cinco mil 800 accionistas argumentan haber perdido siete mil millones de euros. A ellos los representa María Teresa Llantada, del despacho Gastélum Abogados.

KRYSTAL GRAND

El Grupo Hotelero Santa Fe, que capitanea Francisco Zinser Ciéslik, acaba de firmar una alianza estratégica con AMResorts, que comanda Alex Zozaya, para potenciar la presencia de sus tres principales hoteles de playa en los mercados internacionales. Lanzaron la marca Reflect Resorts & Spas en co-branding con Krystal Grand en Punta Cancún, Los Cabos y Nueva Vallarta. La primera mantendrá la propiedad de los inmuebles y la operación de las mil 329 habitaciones y la segunda tendrá a su cargo la comercialización, ventas y marketing de los hoteles. Con este acuerdo, que entrará en vigor el próximo 1 de julio, se espera un aumento en los ingresos dolarizados por una mayor captación de clientes extranjeros, pues AMResorts forma parte del poderoso touroperador Apple Leisure Group.