Jueves, 12 Mayo 2016 17:24 hrs
» Sureste y Laguna

Analizan interponer denuncias por robo de agua en Parras

Ya fue entregado el estudio de impacto ambiental de las obras de canalización del agua proveniente de los tajos Zapata, Olvera y Seco

Por: Raquel Peña

Saltillo, Coah.- El estudio de impacto ambiental de las obras de canalización del agua proveniente de los tajos Zapata, Olvera y Seco del municipio de Parras de la Fuente que fue requerido por la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) a los promoventes del proyecto, fue entregado y están a la espera de la resolución del tema.

Así lo indicó Brandon Milmo Brittingham, co director de Casa Madero, al señalar que los propietarios de los derechos de uso de agua analizan ya establecer procedimientos legales en contra de quienes sin poseer títulos de concesión hacen uso del agua.

"Estamos en eso porque si es injusto para los ejidatarios, sobre todo los más afectados son los que están más aguas abajo que somos, principalmente el ejido 28 de agosto, San Lorenzo y San Francisco del Progreso, son los que más sufren pero obviamente todos sufrimos de recibir menos agua y agua contaminada y sí hemos estado hablando con los demás propietarios que principalmente son ejidatarios de que tenemos que hacer algo al respecto e iniciar acciones".

Precisó que hasta ahora no hay ningún procedimiento abierto en contra de empresas turísticas,  industrias y productores nogaleros que roban el agua que corre por algunas acequias de la zona suroeste del pueblo.

Esto se da a conocer luego de que a inicios del mes de julio del año pasado se diera a conocer, por protestas de habitantes del municipio que se mantienen en contra de las obras de canalización, el proyecto que contempla la disminución en los aforos que actualmente se tienen en las acequias pero que está establecido con fines agrícolas.

Ante la pérdida del líquido que se ha venido registrando y que ha pasado de 770 litros por segundo a sólo 432, los poseedores de los títulos de concesión solicitaron desde el 2014 a la Comisión Nacional del Agua hacer uso del programa de Rehabilitación, Modernización y Tecnificación de Unidades de Riego para llevar a cabo la canalización.

Sin embargo, ante las protestas de los habitantes organizados en la asociación Amigos de Parras, las obras se detuvieron en tanto no se entregara el estudio de impacto ambiental.

A decir de Milmo, lo que se busca es respetar las acequias en los sitios que resultan visibles y son un atractivo turístico, pero en los tramos restantes modernizar la conducción para que pueda llegar agua potable a los ejidos ahora afectados.

"Esta agua es para regar Parras porque varias personas andaban diciendo que se estaban robando el agua para explotar gas shale y eso es totalmente falso, esto es agua para regar Parras, para que no se nos sequen los nogales de Parras y para que la gente de Parras pueda tener agua potable que tomar".



Destacamos