Jueves, 30 Noviembre 2017 17:26 hrs
» Sureste y Laguna

Propondrán reformas para protección de la niñez

Una propuesta de ley para modificar sanciones por delitos que vulneran los derechos de los niños, preparan organismos independientes y que anuncian, presentarán año próximo

Por: Esmeralda Sánchez

Saltillo, Coah.- Los niños no están visibilizados en Coahuila dentro de la violencia familiar ni de los delitos sexuales, porque se ven como simples objetos, como evidencia o prueba, afirmó Julio César Guillén Bonifaz, consultor independiente en materia de Derechos Humanos de niños y mujeres, quien en conjunto con la organización civil Luz y Esperanza, presentará el próximo año una propuesta de ley para modificar esta situación de vulnerabilidad de los menores en el marco jurídico estatal.

Indicó que se deben modificar de manera inmediata disposiciones relacionadas con delitos que permiten la violencia sexual contra niñas sin que exista castigo, tales como la corrupción de menores que atienden básicamente a asalto sexual, modificar el abuso sexual, el incesto y una modificación profunda al delito de violación, los cuales deben elevarse en las penas y cambiar su definición.

"Adicionalmente tenemos que en el Código de Coahuila se siguen manteniendo todavía figuras que discriminan principalmente a los niños", citó como ejemplo la Ley General de Secuestros que penaliza tal acción hasta con 40 años de cárcel, mientras que en la entidad el delito de sustracción de menores con fines sexuales no supera los siete años de penalidad, además de que prevé beneficios de ley.

"Hoy estas puertas giratorias que promueven la impunidad en el Sistema Penal Acusatorio, permiten acuerdos reparatorios, permiten la mediación, la conciliación, la suspensión de proceso; lo que está generando es justamente mayor violencia sexual contra los niños", expuso.

Dijo que aproximadamente el 25 por ciento de las violaciones que se ejercen contra menores en el hogar son perpetradas por sus padres y dicho delito debiera sancionarse con penas de hasta 30 años, sin embargo en Coahuila se prevé el delito de incesto que impone apenas de uno a tres meses de prisión.

"El delito de corrupción de menores por ejemplo, nos dice que son de cuatro a seis años de prisión para alguien que obliga a una niña a desvestirse y exhibir los genitales enfrente de otras personas; ¿cómo es posible que estemos sancionando violencias que son prácticamente conductas de explotación sexual y en materia de trata de personas, con cuatro o seis años? y volvemos a lo mismo, después de que se violenta sexualmente a la niña tenemos el efecto de la puerta giratoria: al responsable no se le castiga y lo que genera son ambientes de impunidad".

Aseguró que de acuerdo a su marco jurídico pareciera que en Coahuila es el menor quien tiene que demostrar frente a la autoridad que fue violentado sexualmente; en este sentido dijo que es obligación de la autoridad comprobarlo pero no a través de exámenes psicológicos que confrontan a la víctima con su agresor, sino llevando a cabo una investigación exhaustiva en los casos.

Indicó que otra de las fallas está en que es la madre quien abandona el hogar en caso de violencia llevándose a los hijos para resguardarlos pero es ahí donde debe prevalecer el derecho superior del menor para que sea el agresor quien salga del seno familiar y los niños queden resguardados conservando su patrimonio.


Destacamos