Lunes, 01 Enero 2018 16:07 hrs
» Sureste y Laguna

Consideran histórica pluralidad en el Congreso

Entra en funciones la nueva Legislatura; opositores al PRI conforman frente aunque el PRD aclara que no participará en el mismo

Por: Esmeralda Sánchez

Saltillo, Coah.- Con posiciones de la mayoría de los partidos opositores para, aseguraron, asumirse realmente como tales en un bloque y limitar el actuar del partido en el poder, este lunes primero de enero quedó instalada formalmente la LXI legislatura de Coahuila, con la toma de protesta de los 25 diputados que la conforman y que culminarán sus funciones el 31 de diciembre del 2020.

Los partidos Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), Unidad Democrática de Coahuila (UDC) y Acción Nacional (PAN), mismos que conformaron en su momento el Frente Coahuila Digno, presentaron en sus posicionamientos un rechazo a seguir la agenda del Ejecutivo, y presentaron un bloque opositor en el que prometieron terminarán con las complacencias que afirmaron, otorgaron sus antecesores en temas como la deuda y la falta de procuración de justicia.

José Benito Ramírez Rosas, de Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), señaló que la actual Legislatura está caracterizada por la pluralidad de expresiones políticas, “lo que hace necesario fijar posiciones”; añadió que el gobierno estatal enfrenta como responsable de la administración estatal problemas como la deuda pública, la presencia del crimen organizado en la entidad que ha dado cuenta de un elevado número de desaparecidos y muertos, así como situaciones como la violación a los derechos humanos, ante los cuales la anterior Legislatura, “actuó de manera complaciente e irresponsable en muchas de su atribuciones”.

Señaló que un cambio que favorezca a la mayoría es posible bajo condiciones de racionalidad y responsabilidad, que se basen en el bien común. Dijo que como diputados su deber es vigilar con mayor rigor los movimientos de los recursos públicos para un combate eficaz a los privilegios, la corrupción y la impunidad, “en la que los anteriores regímenes hicieron gala”, motivo por el cual hubo de conformarse un Sistema Estatal Anticorrupción, “de cuya eficacia dudamos, y haremos lo que esté de nuestra parte en enmendarlo”.

Por su parte, Emilio Alejandro de Hoyos Montemayor, del Partido Unidad Democrática de Coahuila, expuso que la actual Legislatura “marca un antes y un después en la historia de nuestro Estado”; y no deberá rehuir el compromiso que tiene, “o habremos de terminar en el basurero de la historia”. En su discurso planteó al Gobernador dos caminos: “el de legitimar su gobierno en los hechos, escuchar la voz ciudadana y procesar y castigar los delitos cometidos en los últimos dos sexenios actuando con transparencia y sin simulación, la segunda convertirse en cómplice de 12 años de corrupción, impunidad y autoritarismo”, apuntó que de decidirse por la primera, encontraría en su grupo parlamentario la disposición para dejar de lado las diferencias.

Afirmó que la l+Legislatura debe trabajar para acabar con la corrupción, “dejemos de simular y fortalezcamos un sistema anticorrupción verdaderamente ciudadano”, adelantó que impulsarán una reforma que propicie la participación democrática y erradique la formación de partidos “que sólo sirven de comparsa y nos cuestan millones de pesos”; añadió que el mayor reto es la procuración de justicia donde “los organismos autónomos son los menos autónomos y se imponen a modo en el estado”. Llamó a los partidos de oposición a no permitir que se les divida, con lo que arrancó aplausos prolongados a la concurrencia.

Lo mismo ocurrió con Marcelo de Jesús Torres Cofiño, Coordinador de la bancada del Partido Acción Nacional, quien apuntó que al asumir los diputados aceptan que sólo al pueblo de Coahuila deben la obediencia, “al cumplir con ese mandato esta legislatura será diferente a todas las demás; responderemos para que se castigue a quienes se enriquecieron ilícitamente, con la complicidad de los órganos de justicia, el órgano fiscalizador y quienes desde la bancada del PRI nos precedieron en el Congreso al que arrebataron la independencia, que queremos recuperar”.

 Sostuvo que este día se instala un Congreso libre, soberano e independiente, “nunca más un Congreso volverá a dar la espalda a la sociedad”; afirmó que serán un contrapeso “real y efectivo”, donde los diputados “no seremos los títeres de ningún gobernador, menos de uno cuya falta de legitimidad le acompañara en todo su mandato”. Exigió se investigue y ponga a disposición a los responsables del quebranto de finanzas públicas y quienes se beneficiaron de las empresas fantasma y adelantó que la reforma a la Ley Orgánica del Congreso es inconstitucional y “no debe ni puede observarse… no acataremos esas reformas que pretenden inhibir la unión del bloque, la Ley Orgánica es enunciativa y no limitativa”.

Claudia Isela Ramírez Pineda, del Partido de la Revolución Democrática, cuya líder Mary Thelma Guajardo fijó después su separación del bloque opositor, señaló que deben ratificarse los compromisos de campaña, y trabajar sin miras al proceso electoral en puerta, “que nuestros partidos se encarguen de eso y nosotros a la labor legislativa”.

Jesús Berino Granados, del Partido Revolucionario Institucional, indicó que la democracia que vive Coahuila le permitió llegar al momento histórico de una diputación plural y por ello solicitó a sus compañeros estar a la altura y privilegiar el diálogo y demostrar la capacidad de consenso, “los convoco a buscar que cada ley, acuerdo, cada punto de acuerdo sea por unanimidad privilegiando el bien común del estado y su gente”, sin embargo recalcó al gobernador Miguel Riquelme, que su partido seguirá trabajando en forma “conjunta y coordinada” con su administración.

En este sentido Riquelme Solís recalcó que su discurso no cambia y sigue siendo de un llamado a dejar atrás la elección y trabajar por Coahuila. En muestra de ello saludó primero a quien fuera su principal contrincante, Guillermo Anaya, e invitó a los diputados a “generar un discurso republicano como Coahuila lo merece, lo que hoy hacemos se queda en la historia”. Sostuvo que su gobierno será respetuoso del legislativo “porque representa a todo el pueblo”.

Felicitó a la legislatura que dijo marca “un antes y un después… que será la más plural por su composición política y porque ninguna fracción por si sola tendrá mayoría absoluta… estoy seguro que responderán con trabajo honesto, responsable, contribuyendo a la paz de nuestro estado… mi total disposición para intercambiar argumentos y razones, donde se anteponga el bienestar presente y futuro de la población por encima de partidista, se requiere de un congreso que atienda demandas de la sociedad y de una sociedad más participativa que se hace escuchar”.

Cabe mencionar que en este día también se instaló la Mesa Directiva para el Primer Año de Ejercicio de la LXI Legislatura; quedando como Presidente Jaime Bueno Zertuche; como Primer Vicepresidente Juan Antonio García Villa; Segundo Vicepresidente, Edgar Gerardo Sánchez Garza; Secretario, José Benito Ramírez Rosas; Secretarias: Claudia Isela Ramírez Pineda, Isabel Gutiérrez Burciaga y Blanca Eppen Canales.


Destacamos