Lunes, 22 Octubre 2018 12:11 hrs
» Sureste y Laguna

Asume nueva administración en La Canasta

Javier Alanís está ahora al frente del reconocido restaurante que fundó y dirigió por más de cincuenta años la señora Graciela Garza Arocha

Saltillo, Coah.- Desde el sábado 20 de octubre hay una nueva administración en el emblemático restaurante saltillense La Canasta, concretando el cambio que se había anunciado desde el mes de agosto anterior.

El empresario Javier Alanís Verástegui está ahora al frente del establecimiento que por 53 años dirigió su fundadora la señora Graciela Garza Arocha de Jaime, Gache como le nombran con cariño.

La Canasta se ha convertido en un referente de Saltillo en México y otros países, tanto por la calidad y originalidad de sus platillos, como por la calidez del establecimiento y la colección de arte y antiguedades mexicanas que ahí se exhibe.

Quien visite el restaurante por primera ocasión verá satisfechas sus expectativas, lo mismo que los clientes habituales, pues el lugar se mantiene intacto, y aún se ofrecen los platillos icónicos, y aunque se podrá extrañar la presencia de la señora Gache en su mesa de siempre, no se echará en falta el trato personalizado, pues este corre ahora a cargo de Javier Alanís.

Alanís Verástegui se mantiene en el comedor antento a la llegada de visitantes, a los que de inmediato aborda para presentarse, explicar que hay una nueva administración, y que representa a un grupo de jóvenes emprendedores.

Según comenta entrarán a un proceso de remodelación de las instalaciones, pero mantendrán La Canasta funcionando y abierta al público, con un menú provisional en el que aún se incluyen el afamado arroz huérfano, el filete tapado y las enchiladas ATM, ente otros de los platillos tradicionales.

Javier Alanís es nieto de Don Francisco Alanís, reconocido empresario que por varias décadas estuvo al frente de Empacadora Alanís. Por su perseverancia, su participación en causas sociales y su compromiso comunitario, en julio anterior se le rindió homenaje post mortem a Don Francisco entregando a su familia la Presea Saltillo, que también recibió la señora Graciela Garza Arocha.

La Canasta abrió en septiembre de 1965 como un establecimiento en que se vendían pollos rostizados para llevar, y el 9 de octubre de 1970 llegó a sus actuales instalaciones en el bulevar Venustiano Carranza.


Destacamos