Martes, 19 Marzo 2019 17:43 hrs
» Sureste y Laguna

Enseñarán "conciencia social" en nuevas Universidades

Abre gobierno federal carrera de Producción Agrícola en Francisco I. Madero, y de Gestión Social en Piedras Negras; alumnos tendrán en automático apoyo económico mensual

Por: Esmeralda Sánchez

Saltillo, Coah.- Aunque sin dar datos específicos para Coahuila, el Coordinador General de la Delegación de Bienestar del Gobierno Federal, Julio Fischer Almaraz, estuvo este martes ante diputados integrantes del Comité de Gestoría y Quejas del Congreso de Coahuila, para exponer el modo de operación de algunos de los principales programas sociales en la presente administración.

Durante el encuentro se anunció la construcción de dos nuevas universidades en la entidad, ubicadas en Francisco I. Madero y Piedras Negras, donde se impartirán "carreras encaminadas a fomentar la conciencia social y trabajo de los jóvenes hacia sus lugares de origen", afirmó el funcionario.

Se trata de la carrera de Producción Agrícola en Francisco I. Madero, donde ya se tienen registrados 125 alumnos de 300 que se espera lleguen a inscribirse y la de Gestión Social en Piedras Negras, que hasta ahora tiene 275 jóvenes preinscritos de un total de 350 que se esperan.

Cada edificio tendrá un costo aproximado de 10 millones de pesos y contará con equipamiento para enseñanza a distancia, el calendario escolar será semestral, y quienes decidan estudiar estas carreras recibirán una beca de 2 mil 400 pesos mensuales; la primera etapa en cada edificio contempla la edificación de cinco aulas con la intención de llevarla a diez o quince.

Fischer Almaraz, destacó que se continuará con los apoyos sociales en general aunque ahora se darán en forma directa a los beneficiarios, y así, en el caso de las Estancias Infantiles las entregas del primero y segundo mes ya se están repartiendo y antes de que finalice el mes de abril se otorgarán los siguientes dos meses.

Los apoyos serán de dos mil 600 pesos bimestrales para niños hasta un día después de los cuatro años, y de tres mil 600 pesos bimestrales para niños con discapacidad hasta un día antes de cumplir los seis años.

Destacó que el monto se otorgará directamente a los padres de familia o tutores, y éstos decidirán en qué estancia ingresar a sus hijos.

De los 300 mil niños que se tienen en estas estancias, entre 25 y 30 por ciento no fueron localizados y no se pudo determinar si en realidad existían, por lo que estaban recibiendo recursos que no correspondían.

De ahí que se reduzca en la práctica el número de niños a los que realmente se localizaron, con el propósito, sostuvo, de que en siguientes etapas se vayan a ir incorporando más, incluso a través de otros programas como las becas prospera.

Fue el Comité de Gestoría y Quejas el que recibió al funcionario, quien explicó que en el caso de la Pensión Universal, desde el 8 de enero se les depositó enero y febrero; y el 12 de marzo, se depositó el bimestre marzo- abril; en tanto que por discapacidad se otorgarán un millón de pensiones en una primera etapa, con prioridad a niños, con recursos de 2 mil 550 pesos bimestrales.

Habló también del programa Crédito a la Palabra Ganadero, que va dirigido a pequeños ganaderos que tengan desde una vaca a 35, “esas personas se ingresan al programa y la Secretaría de Bienestar en coordinación con la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Social entregan un paquete que consiste en 10 vaquillas de 12 a 18 meses y peso de 300 a 350 kilos que vaya ya cargada, y un semental”.

Dijo que si el productor decide por cuestiones técnicas o de genética no aceptar el semental la Secretaria le va a proporcionar la cantidad económica para que pueda acceder a la inseminación artificial; “se llama a la palabra porque el ciudadano va a firmar para regresar en los próximos tres año la misma cantidad de ese paquete al gobierno: o sea diez vaquillas y el semental o diez vaquillas y el trabajo de la inseminación, esto para beneficiar a otro productor”.

Señaló que también se ha censado a los pequeños productores y se les ha dado la opción de sembrar los productos de la canasta básica que obtendrán un apoyo adicional por parte del gobierno federal, como apoyo al plan alimentario. El apoyo consistirá en mil 600 pesos por hectárea, la semilla, el fertilizante y el precio de garantía. En el caso de los cultivos no básicos, éstos entrarán en lo que se denominó antes como Procampo, y recibirán mil 600 pesos por hectárea, pero no así el apoyo de la semilla y el fertilizante.


Destacamos






OPINIÓN